Ir a Colvin
Plantas, Tips and cares

La planta Pothos y sus cuidados

Otto llega directo del bosque tropical a tu casa. Se ha convertido en todo un clásico.  ¿Lo mejor? No es nada delicado, es una planta muy poco exigente y tremendamente bonita. Os contamos un poco más sobre los cuidados del pothos

Estás en lo cierto. A Otto la pones en una estantería o balda y cuando veas su pelazo caer te quedarás sin palabras. Si lo que estás buscando es una planta trepadora que aguante todo lo que le echen. Otto es para ti. Según la NASA es uno de los mejores compañeros que puedes tener. Es una planta que purifica el aire, por lo que además de decorar tu casa cuidará de tu salud. 

Cuidados del Pothos 

Luz

Antes de colocar a Otto en algún sitio de la casa tienes que saber esto. Como decíamos no es nada delicada pero con la luz tiene solo 1 cosa que decir. No le gusta nada la luz directa. Hay que buscarle un rinconcito donde haya luz pero no le dé directamente a él. Es capaz de vivir con luz artificial, aunque no te lo recomendamos. Siempre será mejor que pueda recibir luz natural indirectamente. 

Riego

En los cuidados del pothos sirve y mucho el truco que siempre os contamos. No es una planta que necesite mucho riego. Te recomendamos que lo hagas 1 vez cada 10 días, pero eso sí, espera siempre a que el sustrato esté bien seco para hacerlo. No soporta los encharcamientos. Cuidado con Otto, no lo vayas a regar demasiado. 

En verano, los riegos tienen que ser más o menos igual. Eso sí, tendrás que vigilarlo un poquito más por si el sustrato se seca antes. Te recomendamos que pulverices sus hojas en esta época. Es una planta tropical así que agradecerá que mantengas el ambiente húmedo. 

Temperatura

La temperatura el cuidado que cuesta un poco más tener controlado, pero para que te hagas una idea. Si quieres que la planta esté perfecta su temperatura ideal es entre 15ºC y 24ºC.

Señales de que algo le pasa 

Si tienes a ralla los cuidados del pothos no tiene porque pasar nada raro, de todas formas te contamos las 2 señales más comunes que te indicarán que algo está pasando. 

1. Empiezas a ver que ese verde tan bonito que tiene parece que está amarilleando. No sabes muy bien si es que no lo estás viendo bien o realmente es así. Te acercas y ves que Otto está cogiendo una tonalidad amarilla. ¿Qué le pasa? Este cambio de color está causado por la luz directa. Apártalo de ella y mejorará. No lo confundas con las manchitas de las hojas que son normales en él. 

2. Siempre decimos que las plantas hablan y te aseguramos que es así. Si te fijas en sus hojas y ves que le están saliendo unas manchas blancas te está avisando sobre el riego. Esas manchas son un hongo y lo que Otto te está diciendo con ellas es que lo estás regando demasiado y que hace mucho calor. Recuerda que es mejor regarlo poquito que demasiado.

Infografía de los cuidados del pothos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies + info

La newsletter que no borrarás

Lo mejorcito en tips y cuidados de flores y plantas que hemos cultivado en el blog.

¡Enhorabuena! Ahora estarás al día de los últimos consejos sobre plantas y flores. ¡Esta newsletter seguro que no la borrarás!