No todos los Cactus tienen espinas

Cactus en maseta

Si le pidieras a cualquier persona describir un cactus, seguramente te diría que es verde, que se encuentra en medio del desierto y que tiene muchas espinas. Pues bien, no siempre son así. En realidad pueden llegar a tener mucho color e incluso a estar libres de pinchos.

Esta planta milenaria es originaria del continente americano, con excepción de la especie Rhipsalis baccifera que se extendió en África tropical y Madagascar. Es la más popular de la familia de las suculentas y se ha hecho famosa en muchos lugares del planeta. 

Sin duda, ya debes saber que almacenar una gran cantidad de agua es su característica principal. Lo que seguramente no te habían contado es que hay cerca de 200 tipos y más de 2.000 especies documentadas. 

Algunas de ellas producen un fruto conocido como tuna o nopal. Su cáscara es comestible y se utiliza para elaborar diversos productos alimenticios, entre ellos jugos y mermeladas.

El origen de su nombre

¿Sabías que a estas plantas también se les llama Cactos o Cacti? Se les da este nombre porque su raíz etimológica proviene del griego káktos. También se denominan así porque este término fue utilizado por el filósofo Teofrasto para darle nombre a un espino de la isla de Sicilia.

Una planta llena de color

Es hora de dejar en el pasado esa imagen aburrida que tienes de los Cactus. En realidad son plantas muy especiales. Tienen características que las hacen únicas, como su increíble habilidad para adaptarse a diferentes ambientes y su capacidad para absorber y desviar ondas electromagnéticas de baja frecuencia. 

Su singularidad exótica hace que sean tendencia en decoración. Como las hay de todo tipo y tamaño resultan perfectas para decorar espacios interiores y exteriores. 

Ofrecen grandes ventajas con respecto a otro tipo de plantas. Son económicas, y no requieren prácticamente ningún cuidado. Claro está, cada variedad tiene características y necesidades específicas.

Fiona M

desde 27,00 €

Savannah S

desde 29,00 €

Tessa S

desde 25,00 €

Del desierto al calor del hogar

¿Buscas el cactus ideal para decorar tu espacio? Si bien es cierto que algunos alcanzan un gran tamaño, la buena noticia es que también hay otros que siempre se mantienen pequeñitos.

El más pequeño de todos se denomina Astrophytum Asterias. Pero no es la única opción. Hay otras especies que crecen poquito, por ejemplo, la Coryphanta o la Mammillaria. 

Si eres amante de las flores, algunas de las variedades más bonitas son: Lobivia, Echinopsis y Rebutia. Para climas fríos nada como el Echinocereus, una de las variedades más interesantes ya que logra sobrevivir estando a -2 °C.

Aire puro y buena salud

Estos son algunos motivos por cuales deberías tener un cactus en todas las estancias de tu casa: Neutralizan los agentes contaminantes y purifican el aire. Ayudan a reducir los niveles de estrés y aumentan la capacidad de concentración. 

Pero eso no es todo. También regulan los niveles de humedad en el ambiente, lo cual resulta muy favorable para la salud, ya que contribuyen a aminorar las molestias en la garganta y a prevenir los problemas de piel seca. 

Con espinas o sin espinas ¿Cómo los prefieres?

Algunos afirman que estas plantas se asemejan al ser humano porque se cubren de espinas para evitar ser lastimados. Justamente, esta es una función que cumplen las espinas foliares, que en realidad son hojas modificadas, pero no la única. Otra de sus labores es la de defender los Cactos de los rayos solares y dirigir el agua hacia su cuerpo para evitar que se evapore. 

Aunque es habitual encontrarlos con pinchos ¿Sabías que dependiendo de la especie, y de la evolución que haya tenido, su forma y tamaño varía e incluso hay especies que carecen de ellas?

Los Cacti sin espinas son ideales cuando se tienen niños o mascotas. Los más conocidos son el Peyotillo o Falso Peyote, Planta Piedra o Planta Viva, Rosa de Alabastro, Birrete de Obispo, San Pedro, Chumbera y Rhipsalis. Esta última realmente logra marcar la diferencia ya que crece sobre las ramas de los árboles.

1a 1

Un regalo muy original

Sé que te gusta lo diferente, salirte de los esquemas y poner ese toque de originalidad que te hace tan auténtico. Por eso, te sugiero poner estas compañeras vegetales dentro de tu lista de presentes no convencionales. 

No se trata simplemente de obsequiar una planta. Estás regalando vida, bienestar y armonía. Lo mejor de todo es que puedes embellecer tu presente agregando una linda maceta o una cajita personalizada. Algo que puedo asegurarte es que este regalo longevo no demandará mayores cuidados, pero sí acompañará al homenajeado durante mucho tiempo. 

Ahora que eres un experto en cactus, es momento de darle a tu vida ese look natural y exótico que necesita. No lo pienses más. Ponle a tus espacios, y a tus mejores momentos, un toque natural y divertido.

Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies + info