Ir a Colvin
Plantas, Tips and cares

Cosas que tienes que saber sí o sí de los cuidados de la Pachira Aquática

Esta planta de interior tiene una habilidad para captar todas las miradas. Si ya ha captado la tuya y se ha convertido en tu perfecta compañera de vida, hay algunas cosas que tienes que saber sí o sí sobre los cuidados de la Pachira Aquática

Este “pequeño arbolito” con el tronco trenzado es tan particular y exótica que la mayoría de personas quedan rendidas ante ella. Su nombre es Pachira Aquática, aunque también se la conoce como Árbol del Dinero o Castaño de agua y proviene de las zonas pantanosas de América Central y del norte de Brasil y Perú. 

Los nativos de las Guayanas le dieron la primera parte del nombre (Pachira). La segunda parte, aquática, proviene del latin, aquaticus-a-um, e indica que crece en o cerca agua.

Te sorprenderá muchísimo y no, no solo por sus hojas palmeadas o su especial tronco entrelazado. Si la tienes en exterior, ¡verás cuando empiece a florecer! Sus flores son preciosas, muy perfumadas y están formadas por vistosos estambres en tonos amarillentos. Es perfecta si tienes niños o animales en casa y disfrutarán viendo el curioso tronco que tiene esta planta. ¿Sabías que tu Pachira no es una única planta? Su tronco trenzado es el resultado de varias pachiras juntas. Cuando esta planta es jóven tiene un tronco super flexible y manejable por lo que se le puede dar forma e incluso trenzar sin dañarla. Además, en él, al igual que sus parientes los Baobabs, almacenan agua para posibles sequías.

Cuidados de la Pachira Aquática

pachira aquatica cuidados

Resumen de sus cuidados

– Iluminación: Indirecta brillante. El lugar ideal será una habitación con mucha luz detrás de una cortina.

Temperatura: Entre los 16-25 ºC

Riego: Moderado con alta humedad.

Abono:  Un poco de fertilizante para plantas verdes en primavera y verano ¡y listo!

Luz

¡A la Pachira Aquática le encanta la luz! Pero recuerda no ponerla al sol directamente para no quemar sus hojas. Te amará eternamente si la colocas detrás de una cortina en una habitación con mucha luz. Si ves que tiende un poco a curvarse, no te alarmes, está buscando la luz. Cuando esto pase, bastará con girar la maceta un poco cada vez que riegues para que crezca un poco más recta 🙂

Riego

Si es verano una vez por semana y en invierno espacia un poco el riego y hazlo una vez cada dos semanas. Recuerda que viene de zonas pantanosas y que necesita una humedad elevada, por lo que vaporizarla a menudo será algo bien recibido por ella, así como situar al lado otras plantas. 

Temperatura

La Pachira Aquática es una planta tropical, por lo que tendrás que estar muy atento a ella si vives en zonas de heladas o donde se alcancen temperaturas por debajo de 12ºC. Vivirá felizmente en temperaturas que ronden los 16-25 grados, aunque si tiene un riego adecuado es capaz de soportar temperaturas elevadas. 

Cuenta la leyenda que sus hojas de cinco puntas recuerdan a los cinco dedos de una mano abierta, que según la filosofía del Feng Shui, significa que puede atraer dinero.

Abono 

De primavera a finales de verano dale unos mimos extras añadiendo un poco de fertilizante para plantas verdes, guano o humus de lombriz. 

Sustrato

Un poco de arlita en la base de la maceta y un sustrato universal bien aireado con perlita será suficiente 🙂

Floración y fruto

Antes ya te contábamos algo sobre ésto. Las flores de la Pachi Aquática solo podrás verlas si tu está situada en el exterior con abundante luz y clima tropical. Si es tu caso, podrás disfrutar de una preciosas flores de pétalo largo y color crema-amarillento con estambres blancos cremosos. Cuando estos son fecundados, aparecerán sus frutos, una especie de cápsulas en color pardo y leñoso, cultivados en algunas zonas del origen de la planta por ser comestibles. 

pachira aquática

Algunos tips y cuidados más para tu Pachira Aquática

– Su tronco no es especialmente resistente por lo que cuando llegue primavera será ideal quitarle esos tallos pequeños para aliviar un poco el peso. 

– Si notas que pierde hojas, busca un lugar con un poco más de humedad. 

– ¿Hojas marrones? Está recibiendo demasiado sol directo. 

– Y si sus hojas se vuelven amarillas, se te ha ido la mano un poco con el riego ;). Deja que el sustrato se seque y comprueba el estado de las raíces. Si están afectadas, lo mejor será un trasplante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15% DE DESCUENTO

¿A qué esperas para disfrutar de tu ramo de flores o planta favorita?

Code: BLOGES15