Ir a Colvin
Plantas, Tips and cares

El descanso invernal de los caladiums: Cómo conservar sus bulbos en invierno

¿Creías que eso de hibernar solo era cosa de algunos mamíferos? Si has notado que con la llegada del otoño tu caladium está algo triste o alicaído, keep calm! Te explicamos el porqué 😉 

Estas plantas son todo un espectáculo pero tenemos que reconocer que los cuidados del caladium son un tanto especiales. Los caladiums nacen de bulbos, como una especie de “patata o tubérculo” enterrada en la maceta. Cuando llega el otoño, los caladiums se toman un respiro y entran en una etapa de descanso. Para que nos entendamos, sería algo similar a la hibernación de los osos 🙂 

Si has visto que con la llegada de la nueva estación tu caladium parece marchito, es su manera de decirte: “¡ey! ¡Mi descanso invernal está llegando!” Pero tranqui, antes que te eches las manos a la cabeza, te contamos cómo conservar sus bulbos para replantarlos cuando acabe el invierno y disfrutar de nuevo de tu caladium. 

Antes de que se marchite del todo, puedes cortar sus tallos y hacer un ramito de caladium. Quedará perfecto como decoración en algún rincón de tu casa y le aportará un plus de color con sus increíbles estampados durante unos días.  

Si tu caladium ya te está haciendo ojitos y mandándome mensajes con sus hojas, tienes dos opciones:

1. No hacer nada y una vez que se caigan todas sus hojas, dejar el bulbo descansar dentro de la maceta. 

2. O nuestra recomendación: ponerte la vestimenta de jardinero, remover tierra, sacar el bulbo y seguir nuestros pasos para que se conserve en perfectas condiciones para la replantación. 

bulbos de caladium

¿Cómo guardar los bulbos de caladium durante el invierno?

Como te decíamos, la mejor manera de conservar bulbos de caladium es extraerlos de la maceta y conservarlos en un lugar oscuro. Para ello, necesitarás un cepillo suave (un cepillo de dientes, por ejemplo), papel de cocina y una caja de galletas típica de la abuela o una caja de zapatos para darle oscuridad. Si ya lo tienes todo, ¡manos a la obra!

Prepara el bulbo de caladium

Lo primero que tenemos que hacer es preparar el bulbo para que se mantenga lo mejor posible. Remueve la tierra y sácalo con cuidado. Con un cepillo suave, limpia poco a poco toda la tierra que tenga adherida tanto al bulbo como a sus raíces. Recuerda que es muy importante darle con suavidad para no dañarlo. 

Arrópalo en papel de cocina y ¡a dormir!

Una vez tengas el bulbo de caladium limpio, coge el papel de cocina, envuélvelo, mételo dentro de la caja y ciérrala. Búscale un lugar donde puedan hibernar fresquitos, pero sin pasarse. Dentro de casa a temperatura ambiente será perfecto. Un exceso de frío, como por ejemplo en un garaje o en exterior, podría dañarlos y hacer que no brotaran el año que viene. 

¿Cuándo replantar los bulbos de caladium?  

Febrero será tu mes. Sí, lo sabemos. Va a ser un invierno duro sin esos colores en casa, pero si has seguido todos los pasos, tus bulbos “despertarán” en febrero y podrás volver a disfrutar de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15% DE DESCUENTO

¿A qué esperas para disfrutar de tu ramo de flores o planta favorita?

Code: BLOGES15