Envíos de Lunes a Viernes gratis en toda la península y Mallorca
Colvinpedia

La magia llega de la mano del saúco

Como aprendimos de Peter Pan creer es una de las cosas más importantes que hay. Las hadas y la magia están ahí, aunque no las veas y si crees te acompañarán siempre, siempre. Hay un árbol con un aura que ningún otro tiene, de esos que atraen y te llevan al País de Nunca Jamás. El saúco es el árbol de la magia por excelencia. 

Su magia viene de mucho, mucho tiempo atrás. El saúco era un árbol sagrado para los druidas, lo que hacían era bendecir a las parejas que se unían debajo de él. Pero no solo ellos tenían una relación muy estrecha con estos árboles, los celtas también. Plantaban el saúco en las tumbas, creían que si el árbol florecía el alma de la persona se encontraría feliz en el otro lado. No nos puede maravillar más, es de esas plantas que esconde mil y una historias detrás. 

flores saúco

 ¿Habías oído hablar antes de él? El saúco también es conocido por otros nombres como sabuco, sabugo, sayugo, linsusa, canillero y cañilero. Le puedes llamar por el nombre que prefieras, no tiene ninguna preferencia.

¿Cómo es el saúco?

Esta planta es una grandota. Suele medir entre 6 y 10 metros de altura. ¡Es todo un gigantón!  Pero hablemos de sus hojas, están colocadas de una forma muy curiosa, de forma opuesta. Como cuando te enfadas con tu hermana porque te ha cogido esa falda que tanto te gusta del armario y estás unas horas sin mirarla, pues lo mismo.Y otra cosa curiosa de sus hojas es que son extremadamente flexibles, igualita que tu profesora de yoga, sí, esa que hace posturas que te parecen imposibles. El saúco podría formar parte de tu familia perfectamente, tiene un gran parecido con cualquiera. 

 Por otro lado, tenemos a las flores de saúco, aromáticas donde las haya. Suelen estar agrupadas en racimos de unas 15 flores en cada uno, no les gusta nada estar solitas. Cada flor está formada por 5 pétalos, que están colocados en forma de estrella. Son realmente preciosas. Pero la cosa no acaba aquí, las flores de saúco esconden otra sorpresa que seguro que no te esperas, son hermafroditas.

planta saúco

Cuidadito con los frutos

Tenemos algo más que contarte sobre el saúco y esta vez es sobre sus frutos. Son bayas carnosas que miden más o menos unos 9 cm de diámetro. Y para todos aquellos amantes de la comida y de los frutos, las bayas del saúco ¡se pueden comer! Pero OJITO aquí. Su fruto solo se puede comer cuando está maduro. Si no lo están ni se te ocurra acercarte a ellos. ¡Pueden ser venenosos! Y no nos apetece ir corriendo al hospital, esta semana no está en la lista de tareas.

¡Atención! No solo los frutos inmaduros del saúco son venenosos, su corteza, hojas y semillas también. Todos tienen algo en común y es que contienen un principio tóxico que se llama samburnigrina que no es muy bueno que se diga. Así que los ojos bien abiertos con el saúco.

Si hay algo que no se puede consumir bajo ningún concepto son sus hojas. Son MUY, MUY tóxicas. Pero nos regalan otras cosas,  es van perfectas para repeler ratones, topos y sabandijas. Si coges las hojas y las quemas se vuelven un insecticida estupendo. También se pueden utilizar como infusión y hacen que ningún mosquito se te acerque y otro uso es rociarlas sobre plantas para protegerlas de pulgones y orugas. No se podrán comer pero son de gran ayuda contra los bichos. 

La Colvinpedia

No olvides que si te interesan las flores y quieres aprender más sobre sus propiedades y curiosidades no puedes perderte la Colvinpedia 🙂

Compra tus colvin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies + info