Envíos de Lunes a Viernes gratis en toda la península y Mallorca
plantas

Truquitos caseros para regar plantas en vacaciones

El momento más esperado del año ya ha llegado oficialmente. Ni las rebajas, ni cuando los niños empiezan el cole puede superar al momentazo que está a la vuelta de la esquina. Porque señoras las vacaciones ya están aquí. Pero con ellas llega un pequeño drama. Si no estamos en casa, ¿cómo vamos a regar las plantas?

Existe la opción que se las dejes al vecino o incluso que vaya a tu casa alguien a que las riegue. Pero si eso no es posible, ¿qué vas a hacer con ellas? No las puedes dejar solas y desamparadas. Hay que buscar una manera para regar las plantas.

regar plantas suculentas

Más vale truco casero que ciento volando

· El truco por excelencia para regar plantas es el de la botella de plástico. Es de lo más sencillo. Lo que hay que hacer es hacer un mini agujero en el tapón de la botella con una aguja que se haya calentado antes. Una vez se haya hecho, solo se tiene que colocar la botella bocabajo haciendo que las gotas que salgan de la botella caigan en la tierra.

Dependiendo del tamaño del agujero caerán más rápido o más lento. Si te has pasado y te ha quedado un señor agujero, puedes obstaculizar su salida añadiendo un trocito de algodón en la base del tapón antes de enroscarlo, ¡y ‘voilà’!

· Si se te está pasando por la cabeza colocar la base de la maceta directamente en un recipiente con agua ¡mala idea! Después de tus vacaciones te vas a encontrar a tu querida planta a punto de morir. Si quieres regar plantas, mejor que no lo hagas así. El truco está en colocar algo entre la base y el recipiente para que no quede inundada en agua. No queremos que muera ahogada.

regar plantas cactus

· Y por último, pero no menos importante, llega el truco del cordón de algodón. Suena a pura fantasía, la verdad, pero es una maravilla. Este truco casero para regar plantas consiste en colocar un extremo del cordón enterrado en la tierra de la planta y el otro extremo sumergido en agua. El agua viaja de un lado al otro haciendo que llegue a la tierra y se riegue poquito a poco. No tiene porque ser algodón, se puede utilizar cualquier material absorbente.

Cualquiera de estos trucos seguro que salvarán a tus plantas de tus merecidas vacaciones y las hidratarás. Antes de dejarlas, prueba a ver si el invento ha salido bien y todo está correcto.

Y para que vuelvas y esté todo como antes de partir, riega las plantas abundantemente y colócalas en un sitio donde les dé la luz indirectamente. Que nunca estén a oscuras, pero tampoco pasen mil horas con sol directo. Y para completarlo todo, elimina las partes que estén sequitas o un poco feas y las hojas más grandes. De esta manera te podrás ir de vacaciones sin tener que pensar en ellas. Así que ahora sí. Ha llegado el momento de que disfrutes de tus fabulosas vacaciones, sean donde sean.

Compra tus colvin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies + info