Ir a Colvin
Highlights, Mundo Colvin

Hoy no vamos a venderte una Colección para el Día de la Mujer, pero sí a inspirarte

Colvin no sería Colvin sin las mujeres que forman parte de nuestra vida y de nuestra empresa. Por eso este 8 de marzo, Día de la Mujer, ni lo celebramos ni lo utilizamos para vender. Y aunque es cierto que otros años si que hemos celebrado esta fecha, este año hemos estado reflexionando y nos gustaría explicaros por qué no vamos a volver a celebrarlo.

Desde que empezó nuestra (r)evolución nos hemos estado esforzando para hacer del mundo un lugar más vibrante y consciente. Por eso hoy, decidimos pararnos a pensar, a aprender y a darle visibilidad a una de las causas más importantes de nuestra era. Y no, no será lanzando una colección de ramos de flores y plantas para celebrar esta fecha. Este 8 de marzo elegimos compartir y dar voz a la historia de mujeres que nos inspiran y que están cambiando las reglas del juego.

¿Por qué en Colvin no vamos a celebrar el Día de la Mujer?

Para entender por qué no vamos a celebrar el Día de la Mujer, lo primero es entender qué celebramos el 8 de marzo. El 8 de marzo se conmemora la lucha de las mujeres por la igualdad de derechos. Se trata de un día para hacer consciencia de todos los avances, para seguir escuchando a las mujeres que día a día trabajan para hacer desaparecer las desigualdades sociales que siguen produciéndose hoy en día.

Para muchas marcas, el 8 de marzo se ha convertido en una oportunidad comercial para vender productos a mujeres (¡para nosotrxs también lo fue durante un tiempo!); productos normalmente relacionados con el color rosa y el morado, el maquillaje o la ropa, lo que está muy alejado del por qué original de esta celebración y que además fomenta los estereotipos de género.

Por esta razón, nos hemos parado a reflexionar y queremos aprovechar esta oportunidad para seguir construyendo una marca y una comunidad más vibrante, en la que dejamos de tratar el Día de la Mujer como un día para regalar flores y plantas para dar paso a la concienciación y a la escucha activa. Y la mejor forma de hacerlo es empezar por nuestros actos. ¡Dando ejemplo! Así que este año no encontrarás una colección dedicada a las mujeres, pero sí un homenaje al trabajo de algunas de ellas. Porque el Día de la Mujer es cada día del año.

Mujeres vibrantes con historias vibrantes

Estamos rodeados de mujeres que tienen mucho que darle al mundo. Mujeres que hacen historia y que están llenando de vida, color y emoción. ¡Y menos mal! Porque con ellas nuestro día a día es mucho más vibrante. Os dejamos a continuación con algunas artistas, fotógrafas, ilustradoras y escritoras que os van a alegrar el día.

Beatriz Ramo (@naranjalidad)

La maravillosa artista tras el nombre de Naranjalidad es Beatriz Ramo, arquitecta e ilustradora de 28 años. Sus colores y trazos crean un universo femenino y algo surrealista, caracterizado por la presencia de elementos naturales y orgánicos. Su talento la ha llevado a exponer en ciudades como Madrid, Barcelona y Shanghai. Además, es ganadora del concurso de ilustración de Oysho 2014 y colabora con múltiples marcas como Vogue, IKEA o Editorial Planeta. Y por si fuera poco, también escribió el libro “Trópicos” en 2017.

Erea Azurmendi (@tiempodecerezas)

Sensible, natural y colorida, así es la fotografía de Erea Azurmendi. Lo que empezó como una herramienta para contarle al mundo cómo se sentía, acabó convirtiéndose en un nuevo lenguaje visual. Tanto es así que sus imágenes han formado parte de múltiples exposiciones. Entre ellas, “Cuaderno de Campo”. Además, es la autora del vibrante libro “Brava”.

Alexia Putellas (@alexiaputellas)

Primera futbolista en ganar el Balón de Oro a mejor jugadora del mundo (2021) y toda una referente en el fútbol femenino. Sin duda, es un ejemplo para todas las jóvenes que sueñan en dedicarse al ámbito futbolístico. Además, este 2022 también ha sido galardonada con el Premio The Best FIFA de 2021, siendo la segunda futbolista en lograrlo.

Marta Soliño (@maledimiele)

Autora de los poemarios “Reinventarse un domingo” y “Selvas de júbilo”, a sus 24 años ya es una referente en el sector literario fuera y dentro de las redes sociales. Los pequeños placeres, los momentos cotidianos y las contradicciones que nos rodean son algunos de los temas que más aparecen en sus obras. Desde luego, su sensibilidad y talento no dejan indiferente a nadie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *