Ir a Colvin
Colvinpedia

Uno de los protagonistas de estas fechas es el acebo

Tiempo de lectura: 3 minutos

El árbol, los turrones y las luces por todas las esquinas nos recuerdan que la Navidad se está acercando. Es la hora de que Papá Noel y los Reyes Magos hagan de las suyas. Junto con ellos no nos podíamos olvidar de otro de los protagonistas de esta época, es rojito y redondito. ¿Conoces al fabuloso acebo?

Es un arbolito que puede llegar a alcanzar los 10 metros de altura. Hay algo muy curioso en su tronco y sus ramas. Se puede saber con solo mirarlo si es mayor o es un jovenzuelo y todo eso nos lo dirá su tronco. El color nos lo cuenta todo. Si es de color gris claro y liso es sin duda mayor, en cambio, si es de color verde es jovencito. Pero aquí no acaba la cosa, otras preciosidades que se pueden ver en el acebo son sus flores. Son de color blanco y pequeñitas y se pueden disfrutar de ellas desde abril hasta julio

Ramo de acebo

Historias y curiosidades del acebo 

Como veníamos hablando antes, el acebo es un símbolo indudable de la Navidad. Parece que sin él no se puede entender. Pero ya sabéis que las historias y las tradiciones nos gustan mucho, por eso, os queremos contar cómo es que el acebo ha entrado en nuestras casas

Nos tenemos que ir bastante lejos. Incluso antes de que apareciera la tradición de la Navidad tal y como la conocemos. Es muy cierto que las plantas y las flores desde hace muchos años se han entendido como símbolo de la fertilidad y la fortaleza. Esto era así porque algo tan pequeñito y que parece tan delicado es capaz de sobrevivir al frío, mal tiempo y a todo lo que le echen. Pues estas eran muy utilizadas ya en las fiestas paganas para decorar

Imagina que celtas y romanos utilizaban el acebo para decorar sus fiestas. Lo que solían hacer era fabricar coronas con él. Estas servían para proteger de los espíritus malignos. El acebo atraía la prosperidad y la buena fortuna. Fueron pasando los años y estos frutos se siguieron utilizando para decorar. Con los años pasaron a ser considerados una representación de la sangre de Cristo y sus hojas puntiagudas se relacionaban con la corona de espinas. Y de ahí llega a nuestras casas, para decorar coronas y rincones preciosos. 

¡Ah! y se nos olvidaba. El acebo es una planta tóxica. Así que mucho cuidado con él, nunca nunca debe ingerirse. 

Y tienes que saber que no solo se conoce como acebo, también lo llaman ilex

Detalles con acebo

Atenciones para esta preciosidad

Los frutos del ilex se ponen bonitos bonitos en invierno. Empiezan a brillar con ese rojo intenso mientras contrastan con sus hojas verde oscuro. Es una fantasía verlo. 

Como buena planta que se usa mucho en Navidad le encantan los climas fríos y se adapta siempre mucho mejor a ellos. Algo que hay que tener en cuenta es que su crecimiento es lento

El acebo es capaz de desarrollarse bien en cualquier tipo de suelo, pero los prefiere ácidos y bien drenados. Es verdad que le encanta la humedad, pero que no haya encharcamiento es muy importante para esta plantita. En relación a los riegos en verano necesita mucha agua y en invierno se tienen que reducir. Con el frío menos agua para el ilex. 

Si hablamos de luz es de semi-sombra o sombra. El sol directo lo deja para otras flores. Es una planta a que le gusta más el fresquito que otra cosa. No puede ser más perfecto para estas fechas. ¿Preparado para las flores de Navidad

La Colvinpedia

No olvides que si te interesan las flores y quieres aprender más sobre sus propiedades y curiosidades no puedes perderte la Colvinpedia 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies + info