Colvinpedia, Mundo Colvin

Poinsettia, la flor de la Navidad ha llegado

¡Buenos días Colviners! El frío nos cala los huesos, los caldos invaden nuestros hogares, decir no a una manta ya no es una opción y en el post de hoy vamos a hablar de la maravillosa poinsettia. Esto solo confirma al 100% que la Navidad ya está aquí. Sí, ya ha pasado otro año, ya estamos en diciembre de nuevo y la flor de Navidad vuelve a nuestras vidas y os queremos contar todo lo que hace falta para que pueda superar las fiestas.

La poinsettia se ha convertido en una de las flores estrella de estas épocas, pero muchas veces nos deshacemos de ella nada más acabar las fiestas, pero si se le dan los mimos necesarios nos puede durar muchíííísimo 🙂 . 

poinsettia única

Cuidados de la poinsettia

Una de las cosas más importantes que se le tiene que proporcionar a la poinsettia es luz, se tiene que colocar en un lugar donde el sol sea el protagonista. Necesita una gran cantidad de luz para estar bonita, sino sus hojas empezarán a caerse.

La poinsettia es originaria de México, lo que implica que le gusta la calor, por eso si vives en una zona fría, lo mejor para ella será que esté en el interior de casa, pero evitando las corrientes de aire y evitando colocarla cerca de estufas o radiadores. Si esto no es posible lo que se puede hacer es pulverizar sus hojas y así todo estará arreglado 🙂 .

En cuanto a riego, se tiene que mantener siempre húmedo el sustrato de la poinsettia, no hay que dejar que se seque del todo nunca, pero tampoco se tiene que encharcar. ¡En el punto medio está la perfección! La forma que más os recomendamos para regar la poinsettia es a través de la inmersión, ¿en qué consiste este método? Pues muy fácil, se tiene que poner la planta en un cuenco con agua (que no esté muy fría) y se tiene que dejar ahí durante unos 15 minutos, después retirarla y dejar que se escurra el agua sobrante.

Con estos poquitos mimos nos podemos asegurar que la poinsettia nos acompañe más tiempo, no solo durante la Navidad. Pero si lo que quieres es que te acompañe durante más tiempo te contamos qué es lo que puedes hacer para que se quede contigo año tras año.

poinsettia ramos

Más mimos para la poinsettia

  • Poda: una vez ha pasado la Navidad, han venido los Reyes Magos, Papá Noel o cualquier mago que os traiga los regalos a casa, la poinsettia empieza a perder sus hojas. Normalmente esto empieza a suceder a finales de enero, será este el momento perfecto para realizar la poda.

Lo que se tiene que hacer es cortar los tallos dejando solo unos 10-15 cm de planta, pero es muy importante que se haga con guantes. La Poinsettia cuando se corta tiene una savia que puede irritar la piel y las mucosas, así que ¡con precaución!

  • Reposo para la flor: una vez ha pasado la floración tenemos que dejar reposar a la flor, los riegos deberán ser mucho más espaciados.
  • Trasplante: cuando llegue la primavera una buena forma de asegurarnos que nuestra poinsettia esté feliz es trasplantándola a una maceta mayor y de esta manera se le renueva también el sustrato.
  • Floración: para asegurar que en diciembre vuelva a florecer se tiene que hacer una cosa a finales de septiembre o principios de octubre. ¿Qué cosa? Pues se tiene que procurar que pase entre 12 y 14 horas en la oscuridad total. ¿Cómo se puede hacer esto? No os preocupéis que es mucho más fácil de lo que parece, basta con tapar la planta durante la tarde-noche con un plástico oscuro, un cartón grueso…

Si sigues todos estos pasos estamos seguros que podrás disfrutar de tu poinsettia durante muchos años y si quieres conseguir una de nuestros fabulosos ramos de poinsettia no olvides echar un vistazo a nuestra Christmas Collection

FELIZ NAVIDAD a todos 🙂 

 



Compra tus colvin

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *