Ir a Colvin
Agricultores, Historias

Conoce a los agricultores detrás de las peonías

Trabajamos con más de 300 familias que viven de sus cultivos y una de las cosas que más nos gustan es poder acercarnos y ver como el amor por las flores va pasando de generación en generación. Os queremos presentar a la familia Molenaar, de Holanda. Ellos son quienes cultivan las peonías que puedes encontrar en nuestros ramos. 

Tradiciones que permanecen en la familia 

Trabajos y costumbres que van pasando de mano a mano, de padres a hijos, hasta llegar a los nietos. El que lo empezó todo fue Dirk Molenar y lo hizo hace 50 años, cultivando con tulipanes, freesias y orquídeas

A día de hoy esos campos siguen en manos de la misma familia, pero ahora los encargados de estos son sus nietos, Dennis y Niels. Ellos conrean peonías. Su abuelo les enseñó todo lo que tienen que saber sobre las flores y cómo cuidarlas, por eso, han conseguido hacerlo de forma sostenible ayudándose, eso sí,  de la innovación tecnológica. 

Cultivar de forma sostenible

Para lograr que sus cultivos sean sostenibles tienen un gran proceso detrás.Todo empieza en el momento en el que acaba la temporada de peonías. Vamos a ver el proceso paso a paso: 

1. En el momento en el que se termina la temporada de peonías, estas empiezan a pudrirse. Por lo tanto, lo que hacen es cortar la zona superficial que queda. Una vez cortada, se recogen las raíces que han quedado en la tierra. Lo hacen con un pequeño tractor, de esta manera no perjudican ni el suelo ni la raiz y consiguen mantener a ambos saludables. 

2. Se cogen las raíces que se han cortado y se les quitan los restos de tierra enjuagándolas con agua. 

3. Una vez limpias, se las pasa por rayos UV. ¿Para qué sirven estos rayos? Reducen de forma natural las bacterias y los hongos en un 99%. Con este paso lo que consiguen es reducir el uso de pesticidas. Ayudando a construir un método de crecimiento lo más sostenible y natural posible.

4. Las raíces ya están listas para ser cortadas. Este proceso se hace a mano y es uno de los más largos. Una vez cortadas, se vuelven a limpiar, quedando de esta manera sin ningún tipo de suciedad. 

5. Para procurar que ningún microorganismo se quede en las raíces y se mueva a su antojo, lo que hacen es remojar durante una hora esas raíces en agua a 43,5ºC. Una vez fuera de remojo, se les aplica aire frío durante 45 minutos para que vuelvan a su temperatura normal. 

6. Por último, se usan rayos uva para matar cualquier tipo de hongo o bacteria. La ventaja de esto es que consiguen reducir al mínimo el uso de fungicidas una vez las plantan de nuevo.

Proceso de recolección 

Las peonías se siembran de septiembre a octubre. Esta es la forma de asegurar que las raíces crecerán antes de que llegue el invierno.

Para que las flores que salgan sean de gran calidad se nutren los campos 2 veces. Es la manera de asegurar que tengan un crecimiento saludable. 

En primavera se empiezan a regar los campos y nuestras queridas peonías ya empiezan a crecer. A las 2-3 semanas se quitan las hojas y las pequeñas ramas del tallo para que la  flora absorba toda la energía y crezca fuerte y bonita. Cuando el color de la flor se asoma ¡es tiempo de cosechar! Tienen un enorme equipo detrás que se encargan de recogerlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si sigues navegando, aceptas el uso de cookies + info

Suscríbete a la Colvinletter

Recibirás lo mejorcito que hemos cultivado en el blog: desde tips y cuidados hasta curiosidades y novedades

¡Enhorabuena! Ahora estarás al día de los últimos consejos sobre plantas y flores. ¡Esta newsletter seguro que no la borrarás!