Colvinpedia

Y llegó el ageratum

Lo sabéis. No lo disimulamos ni un poquito, pero es que nos encanta presentaros flores. ¡Y es que hay taaaantas! Que no nos cansamos de las presentaciones. Dicen que lo difícil son los adioses, por eso siempre decimos hola con nuevas bellezas. Esta vez le ha tocado al ageratum.

Y no es por nada, pero si se presentara al concurso de miss universo, seguro que lo ganaría. De eso no hay ninguna duda. Es pequeñita pero muy mona. Suele medir unos 30 centímetros de altura, es de las bajitas de la clase. Sus hojas las podrás encontrar de dos formas distintas o ovaladas o triangulares. Sus flores son de color azul y parecen pompones. ¿Sabes esos detallitos del bolso? Nos recuerda a eso. Es perfecta para dar volumen al jardín.

flores ageratum

Cuidado por aquí, cuidado por allí del ageratum

La ageratum es una flor de temporada, se empieza a dejar ver en primavera y se queda hasta que acaba el veranito. La pena de la llegada de septiembre también le afecta. Es totalmente una flor de temporada, por eso, cuando el buen tiempo se va se suele desechar.

Como seguro que ya te has imaginado, el frío no le gusta. Las temperaturas bajas no le van nunca bien, es que realmente ni las tolera. Ni el frío ni las heladas pueden convivir con el ageratum.

El suelo y el ageratum tienen una relación de lo más estrecha. Es capaz de adaptarse a cualquier tipo de suelo, pero siempre preferirá los que son fértiles y están muy bien drenados. Hay algo que tienes que muy, pero que muy claro y es que el suelo SIEMPRE se tiene que mantener un poco húmedo. ¡Ahí está la clave de todo!

Relacionando las altas temperaturas y su amor por ellas, estaba clarísimo que iba a preferir el sol sin ninguna duda. Contra más sol mejor. Pero si no tienes un lugar donde le vaya a dar el sol no te preocupes. Si hace calor, puede aguantar perfectamente en un sitio de semisombra.

Y el último truquito es que es muy recomendable cortar sus florecitas para que aparezcan otras nuevas y bonitas.

ageratum detalle

La curiosidad del ageratum que no te podrás fascinar más

Es tan bonita que no hay insecto que no se le quiera acercar. Pero de que se los tiene que quitar de encima de alguna manera u otra. Lo que ha hecho el ageratum es desarrollar algo para conseguir protegerse de los insectos. ¿Cómo lo hace?

El ageratum produce un compuesto que interfiere en la función normal de ciertos bichitos. Espera, espera que llega lo bueno. Es una sustancia química que lo que hace es activar el ciclo de muda de los bichitos. Lo que les pasa es que no se desarrollan y se quedan estériles si se acercan a la flor y se comen este compuesto. ¡Cuando lo descubrimos nos quedamos maravillados con la capacidad del ageratum!

Enfermedades y plagas que atacan al ageratum

Hay veces que se nota como que las flores no acaban de salir. Que la floración es escasa. Si te das cuenta de que podría tener muchas más flores, pero no es así colócala de forma que reciba unas 5 horas de sol directo. Cuando pasa esto suele ser porque necesita más luz.

Si ves que la planta se está marchitando, que está como triste, es el momento de regarla un poquito más. Se te ha olvidado algún día, ¿verdad? Siempre, siempre tiene que estar la tierra húmeda.

Si vamos a hablar de bichitos, una que se la tiene jurada es la araña roja. Lo que le hace es que sus hojas se sequen y pierdan color. Para que esto no pase el suelo vuelve a ser la clave, mantenlo húmedo y tendrás todo a tu favor. Pero si ves que ha sido atacada (las hojas se le empiezan a poner amarillas y aparecen puntitos sospechosos) es el momento de que le apliques una mezcla de agua y jabón de potasa. Un poco de flis, flis será el truquito para recuperarla.

Los pulgones también la pueden atacar. Para que no se la coman enterita la tendrás que tratar con insecticidas.  

Compra tus colvin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *