Mundo Colvin, Special Editions

Organic, by Iolanda Bustos

¡Hola Colviners! ¿Qué tal se presenta vuestros lunes? Nosotros estamos radiantes de felicidad porque tenemos algo muy importante que enseñaros. ¿Es un nuevo ramo? ¡Sí! ¿Es un ramo normal y corriente? ¡Nada de eso!

Se llama Organic y es un Colvin muy especial que ha creado y diseñado la chef Iolanda Bustos especialmente para nosotros. Un ramo inspirado en lo natural y en su tierra, l’Empordà, y con un marcado carácter gastronómico. ¿Queréis saber más? Pues os dejamos con la interesantísima entrevista que le hicimos.

                                             Iolanda Bustos posa con su ramo Organic      

Iolanda, mucha gente te conoce por ser la chef de las flores pero, ¿qué te parece si empezamos esta entrevista presentándote? ¿Cómo definirías tú lo que haces?

Yo creo que si tuviera que buscar una palabra que definiera todo lo que hago esa es “naturalismo”. Yo trabajo con la naturaleza. Las plantas que hay son las que entran en mi cocina y las que entran, también, en mi hogar.

Con mi trabajo intento reivindicar la importancia de aprender a relacionarnos con la naturaleza de nuevo. Es algo que, quizás, hemos perdido un poco y a mí me gusta incorporarlo a mi cocina, haciendo que la gente saboree en mis platos lo que nos da la naturaleza de una manera silvestre.

¿Cómo se te ocurrió incorporar las flores a tu cocina?

No es que surgiera una idea… Es algo que llevo en mi ADN. Desde pequeña siempre vi a mi madre y a mi abuela hacer muchas bebidas con flores. Mi madre era cocinera y, muchas veces, incorporaba flores a los platos que hacía. De hecho, el uso etnobotánico que se aplica a las flores es una ciencia ancestral. Hace siglos que la humanidad utiliza las flores para curar, por ejemplo. En mi casa, es algo que siempre ha estado muy presente, así que, creo que nací con ello.

 Detalle del ramo Organic, by Iolanda Bustos

Háblanos de Organic, el ramo que has diseñado para nosotros. ¿En qué te has inspirado para crearlo?

La verdad es que me he inspirado en mi tierra, en el Empordà. He intentado escoger flores que conozco bien, flores con las que trabajo. Y una que tenía clarísimo que quería ver en mi ramo es el girasol. En el Empordà tenemos muchos campos de girasoles plantados y la verdad es que son muy evocadores. Siempre ves gente allí haciéndose fotos… Y estamos tan cerca del mar que también he querido poner el eryngium blue, que es este cardo que sale desde la playa y va hasta la montaña del Carmany, que es justo donde yo estoy. También he querido poner olivo, que es muy mediterráneo, lentisco y, por último, he escogido la flor de violé porque me gusta mucho su aroma. De hecho, yo la tengo en mi huerto porque me gusta mucho la forma y el aroma que tiene. Y he pensado que, con el girasol, combinaría muy bien.

                                              Iolanda Bustos con el plato Organic

Organic no es solo un ramo… Es una experiencia sensorial que también puede saborearse en el plato que has creado con el mismo nombre. ¿Qué lleva?   

Este plato está fundamentalmente basado en la flor del girasol. Quizás haya gente que no lo sepa pero la flor del girasol es comestible toda ella, desde sus pétalos hasta sus pipas. Yo la he usado como si fuera el propio plato y, dentro, le he puesto un tártar de remolacha fermentada que he aliñado con flores de violé, que son muy aromáticas. Para acabar de unir todos los sabores he añadido un poco de helado de queso, que le da mucha cremosidad al plato. Y, por último, unos pétalos de girasol en tempura para aportarle un toque crujiente. ¡Ah! Y aceite de oliva. 

¿Qué sensaciones buscas despertar con este plato?

Es un plato totalmente orgánico, como su nombre indica. Con un solo bocado conectas directamente con la naturaleza y con el gusto a tierra mojada… Un gusto que te lo da la remolacha fermentada. Pero, a la vez, también puedes experimentar la vitalidad y la luz de la flor de girasol y saborear en tu paladar el verano.  

Yo creo que es un plato ideal para compartir. De hecho, yo me imagino una pareja compartiendo este plato y deshojando el girasol y me parece muy emocionante.

                                               Detalle del plato Organic de Iolanda Bustos

Volvamos al ramo. Si tuvieras que describir el lugar perfecto para ponerlo, ¿cuál sería?

Este ramo yo lo veo mucho en estas masía de campo… En la típica mesa grande que suele haber en la entrada. Yo me lo imagino dando la bienvenida al campo a todo el mundo que entre.  

¿Y si tuvieras que vincular tu ramo a una persona? ¿Cómo sería? ¿Cómo te la imaginas?

Yo creo que es un ramo perfecto para aquellas personas a las que les gusta la relajación, el contacto con la naturaleza y que le dan una gran importancia a la amistad. Me imagino, también, una persona dulce y cariñosa, que son valores que me transmite el violé. Una persona a la que le gusta la gastronomía, ya que algunas de las flores que he escogido se utilizan en cocina.

Y también lo vincularía a la amistad. Creo que el amarillo de los girasoles te da una energía y vitalidad que, igual que te invita a entrar en un campo de girasoles y a tomar una foto, te invita también a formar parte de este ramo. Creo que es un ramo muy de bienvenida.

                                            Plato y ramo Organic, by Iolanda Bustos

Entonces, ¿crees que tu ramo puede servir para dar la bienvenida? ¿Sería ese el momento que escogerías para regalárselo a alguien?

Sí, ¿por qué no? Creo que este ramo es perfecto para dar la bienvenido a un recién nacido pero también a alguien que no ves hace tiempo. Alguien al que quieres darle la bienvenida a casa de nuevo, por ejemplo. Alguien a quien quieras. 

¿Qué te ha parecido la experiencia de crear tu propio ramo?

Tengo que decir que estoy acostumbrada a hacer ramos, pero mis ramos son gastronómicos, están en el plato. Así que esto ha sido totalmente diferente… Lo de crear un ramo en un jarrón es algo que yo hago de una manera más espontánea en mi restaurante cuando salgo a recolectar flores para mi cocina. Pero, claro, una cosa es cuando lo haces para tu casa y otra cosa es crear un ramo para muchas más personas…  Mientras lo iba haciendo pensaba ¿le gustará a todo el mundo? He querido arriesgar pero también hacer algo plural, que le pueda gustar a todo el mundo y que dure. 

Para mí ha sido una experiencia muy bonita. Desde que conocí a los chicos de Colvin me he sentido muy bienvenida y formar parte de una historia así, tan personal y bonita como crear un ramo con mi firma, ha sido fantástico. 

¿Te gustaría probar el plato de Iolanda Bustos? ¡Nosotros te invitamos! Vamos a sortear una cena para dos en el restaurante La Caléndula de Iolanda Bustos. Para participar solo tienes que comprar el ramo Organic entre el 25/6 y el 15/7. Y no te preocupes por el desplazamiento… Está incluido en el premio 🙂

Compra tus colvin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *