Envío gratis de lunes a viernes en toda la península y Baleares

Plantas en la habitación, el secreto para dormir mejor

¿Eres de las que has probado a dormir con un calcetín puesto y el otro quitado en busca de posibles efectos secundarios? ¿Has mezclado aspirinas con Coca-Cola solo para ver qué pasa? Si eres de la generación de la EGB, sabes de lo que estamos hablando. Esas falsas creencias instaladas en el imaginario popular que nos han ido transmitiendo durante la infancia y nunca nos atrevimos a cuestionar. Dormir con los calcetines puestos es muy malo. Tienes que esperar dos horas después de comer para poder bañarte, porque se te puede cortar la digestión. No se puede tener plantas en la habitación porque te roban el oxígeno mientras duermes. Agárrate, porque hoy nos atrevemos a desmontar uno de estos falsos mitos. Las plantas para la habitación son buenas. Sí, sí, has leído bien. Continúa y cuando termines puedes ir llamando a tu madre.  

Planta para interiores

Desmontando falsos mitos

Como casi todo en la vida, los mitos también tienen una base de realidad. Sí, es cierto que un cambio brusco de temperatura puede provocar un corte de digestión, un fenómeno que se conoce en términos médicos como hidrocución. Pero no tiene nada que ver con la cantidad de comida que hemos ingerido ni con el tiempo transcurrido. Es más, puede suceder con el estómago vacío. Pues bien, con las plantas en el dormitorio pasa igual. La base real es que las plantas, en ausencia de luz solar, no realizan la fotosíntesis. Así que para sobrevivir absorben oxígeno y liberan dióxido de carbono. Pero, y aquí se acaba el mito, la cantidad de oxígeno que retienen es tan insignificante, tan mínima, que harían falta miles y miles de horas para que una, dos, tres o diez plantas consumieran todo el oxígeno de una habitación. Incluso si la habitación se encuentra herméticamente cerrada.

Tranquilidad total

Has dejado de tener pesadillas nocturnas con la niña de la curva, otro clásico de los ochenta. Hace años que no esperas dos horas después de comer para bañarte en la playa. Entonces, ¿por qué sigues siendo reacia a tener plantas en la habitación? Es hora de enterrar también el mito de las malvadas plantas que roban el oxígeno a los seres humanos y a sus queridísimas mascotas mientras duermen. Tú, tu pareja, un bebé y un perrito podéis dormir tranquilos con plantas en la habitación. Toda la noche. No pasará nada. No existe ni un solo caso documentado en el mundo sobre intoxicación de personas por CO2.

Fiona M

desde 27,00 €

Savannah S

desde 29,00 €

Tessa S

desde 25,00 €

Los beneficios para la salud

El problema con este asunto es que la mala fama de tener plantas en el dormitorio está tan extendida que se han olvidado de contarnos todos los beneficios para la salud que suponen las plantas para la habitación. Oxigenarán la estancia, purificarán el aire, y te ayudarán a tener un sueño reparador. Son beneficiosas para combatir la ansiedad y el estrés. Imagínate despedir el día contemplando desde tu cama tu planta favorita mientras cierras los ojos lentamente después de una jornada agotadora. Las plantas relajan, proporcionan calma y son unas compañeras saludables.

Nuestras recomendaciones

Tampoco se trata, de repente, de coger todas las plantas que tienes en casa y llevártelas a la habitación. No llegas tarde, lo importante es que ya estás aquí, en el lado de la verdad. Una vez asimilado y cambiado el chip, tienes tiempo para redecorar tu habitación y pensar bien, con calma, qué plantas colocar. Para echarte una mano en la tarea, te dejamos una serie de recomendaciones de compañeras verdes que harán más felices tus noches.

La Sansevieria, nuestra Savannah, es una planta ideal porque al igual que el Aloe Vera, purifica el aire liberando por la noche el oxígeno acumulado durante el día. Si lo dicen los científicos de la NASA, no le vamos a llevar nosotros la contraria. Te ayudará a conciliar mejor el sueño. Además, es una planta muy resistente, que puede llegar a perdonarte que te olvides de regarla.

Otra de las recomendaciones que te hacemos de plantas para la habitación es nuestra Fiona. Una planta ZZ de lo más versátil y que vive feliz en todo tipo de luces indirectas. Solo tienes que tener la precaución de no colocarla frente a la ventana, porque no le va bien la luz directa del sol.

También es una opción interesante llevarte a tu habitación cualquiera de nuestros Pothos a pares. Hablamos de los dúos Petra & Grace y Eric & Estella. También requieren pocas atenciones y quedarán bien sobre una cómoda o incluso las mesitas de noche

Planta para el baño

Como sabes, por aquí somos muy fans de los arbolitos. Porque con poco, haces mucho. Nos parece una opción estupenda para tener en nuestro dormitorio. Si te animas, cualquiera de nuestros Ficus, Gala o Tessa, velará por tus sueños durante largo, largo tiempo. Son plantas muy longevas si las cuidas bien.