Envío gratis de lunes a viernes en toda la península y Baleares

Plantas de interior grandes, cuando el tamaño importa

Cuando hablamos de plantas, el tamaño también importa. A la hora de elegir qué tipo de plantas queremos colocar en una estancia de nuestro hogar, debemos tener en cuenta las características del espacio. No basta con fijarnos solamente en si la planta nos gusta mucho. Antes tenemos que asegurarnos de que el hueco reservado para la planta es lo suficientemente espacioso para garantizarle un desarrollo óptimo. También es importante ver si reciben la luz adecuada. ¿En qué casos debemos elegir plantas de interior grandes?

Las más polivalentes

Monstera grande

Si tenemos una habitación grande, una planta XL quedará perfecta, dando vida a la estancia. Los salones son el lugar más común para ubicar las plantas grandes, junto a la ventana, el sillón de lectura, o la mesa del comedor. Ayudan a crear juegos de alturas en combinación con los muebles y proporcionan calidez a una habitación en la que vamos fundamentalmente a relajarnos. 

Los recibidores también son otro lugar de la casa en los que las plantas grandes quedan muy bien. Si la primera impresión es la que cuenta, una planta de buen tamaño en la entrada de nuestro hogar será la mejor carta de presentación, señal de frescor y ambiente acogedor. Si tenemos buena luz, porque los recibidores a veces son pasillos más bien oscuros, habremos acertado. En el suelo, junto a un mueble o un espejo, la planta es una aliada perfecta para dar la bienvenida. 

Si nos gustan las plantas grandes pero nuestra casa es pequeña, no debemos desanimarnos. Podemos colocar una planta de interior grande en un salón pequeño, creando con ella un centro de referencia en el que reposen todas las miradas. Este tipo de planta en una habitación pequeña aportará personalidad. Eso sí, debemos estudiar muy bien la decoración para que no resulte sobrecargada. Si la protagonista es la planta, no debe rivalizar con una lámpara enorme colgando del techo. Debemos apostar por una cosa o por la otra, para no dar sensación de agobio. 

Mira como crecen

Si primero llamábamos la atención sobre la luz adecuada para que nuestra planta se desarrolle hermosa, debemos tener bien claro cuánto puede crecer la planta. Con buena luz, una maceta grande y sustrato de calidad nuestra planta XL se puede convertir en XXL. Así que debemos asegurarnos de que tenemos espacio suficiente para ellas. Las plantas crecen. Es importante planificar a futuro, para ahorrarnos disgustos. 

Fiona M

desde 27,00 €

Savannah S

desde 29,00 €

Tessa S

desde 25,00 €

Nuestras XL

En cualquier habitación grande, incluso en el baño, nuestra Selene te quedará preciosa. La planta de la Luz de la Luna es una Sansevieria Trifasciata Moonshine. Es ideal para principiantes y muy fácil de cuidar. Lo único que teme es el exceso de riego. A parte de eso, con muy poca atención lograrás un cultivo hermoso, de corte rústico por sus robustas hojas con reflejos plateados. Tiene un plus añadido. Es una planta que florece en forma de espiga desprendiendo un suave perfume. ¿Quién da más?

La Monstera Deliciosa es otra planta XL muy fácil de cuidar. Nuestra Miranda te enamorará desde el primer día con sus enormes y brillantes hojas. Dará un efecto selvático a tu salón, porque crece mucho y en condiciones óptimas puede llegar a ser muy voluminosa. Le gusta la humedad y agradecerá que la pulverices de vez en cuando. Pero, sobre todo, asegúrate de procurarle buena iluminación. Cerca de una ventana es el lugar perfecto para esta amiga que de monstruosa solo tiene el nombre, porque es un encanto.

Nuestro Blake, una Beucarnea Recurvata, te acompañará toda la vida. Sí, sí, es tan longeva que puede llegar a vivir más de cien años. Viene del desierto de México y necesita poca atención. Pero, ojo con el riego. Si te pasas, puede morir fácilmente. Lo mejor es que te olvides, y ofrecerle riegos cada quince días durante la primavera y el verano. En invierno, con uno esporádico al mes, dependiendo del clima, será suficiente. Aunque se trate de una de nuestras plantas de interior grandes, se desarrolla mejor en maceta pequeña, con las raíces apiñadas. Además, esta planta es pet friendly, así que si tienes bichitos de cuatro patas correteando por la casa es una planta muy adecuada.

Entre las plantas grandes destaca también la Alocasia Wentii. Conocida como Oreja de Elefante por la forma de sus hojas, con los nervios muy marcados. Es perfecta para la decoración, porque crece exuberante y tiene un color verde muy intenso. Además, es una planta resistente, que pide una ubicación luminosa, sin exposición directa al sol. Si necesitas decorar una terraza o un jardín, colócala en un lugar de semisombra.

Savannah, nuestra Sansevieria Zeylanica es muy recomendable si quieres decorar la habitación, porque libera oxígeno por la noche. Te encantarán sus hojas bicolores en forma de espadas. Es muy fácil de cuidar y súper resistente, tanto, que agradecerá que te olvides de ella.

@angelatagliafierro04 (6)-min