Las plantas colgantes más frondosas que querrás tener en tu estantería

Planta Petra

Un hogar plantil nunca será lo suficientemente verde si no tiene plantas colgando de las alturas. Son las reinas de la decoración, porque aportan siempre ese toque de frescura que le falta a tu rincón. Que la estantería de libros está sosa, ponemos una planta colgante. Que no sabemos que colocar en esa pared del fondo, balda y planta. O quizás una plantita con melena dentro de uno de esos tiestos de fibras naturales o macramé tan trendy. Además de apañados, estos cultivos son bellísimos, porque se integran en el entorno de una manera muy natural, como si estuvieran en su hábitat. Trepan hasta alcanzar los lugares más insospechados y ofrecen una caída en forma de cascada, igual que si pendieran de la rama de un árbol. Con poca intervención conseguimos unos resultados alucinantes. No te pierdas este post para estar al día de las mejores y más frondosas plantas colgantes para decoraciones de interior. Querrás tener en casa desde ya.

Para espacios pequeños

A todas nos gustaría tener más sitio en casa, salones de revista con sofá triple y cocinas con una isla en medio. Pero la realidad es la que es, y la tendencia durante décadas ha sido construir viviendas cada vez más pequeñas. Haciendo uso del ingenio y de la imaginación hemos ido desafiando las leyes del espacio y nos arreglamos. En habitaciones pequeñas, las plantas colgantes son nuestras mejores aliadas

Te encantan las plantas, pero te has quedado sin espacio para colocar más. Entre los muebles, la ropa, los zapatos, los juguetes de los peques y la oficina que has tenido que improvisar para el teletrabajo estás un poquito agobiadas. Has llegado a la situación crítica de, o las plantas, o la pareja. Y tampoco se trata de eso… Ahora en serio. No te preocupes, las plantas colgantes son muy socorridas. Se hacen notar, porque no son precisamente pequeñas, pero no ocupan demasiado. Las puedes colgar del techo, de la pared o colocar en la balda de una estantería. Decoran muchísimo, aportando un toque de frescor y un ambiente muy natural. Además, son unas grandes purificadoras de aire. Elijas el lugar que elijas, ganará vitalidad.

Las mejores melenas

Son plantas colgantes aquellas que no tienen el tallo erguido. Es decir, crecen a ras del suelo o trepando. En su espacio natural lo hacen cubriendo los troncos de los árboles o las rocas. Cintas, helechos, hiedras y pothos son algunas de las más habituales en la decoración de interior

Las encontrarás de muchas formas, colores y tamaños. Pero todas tienen en común que no son plantas difíciles, sino muy indicadas para principiantes. Con unos sencillos cuidados, suficiente luz y el punto ideal de humedad, te devolverán el gesto con una hermosa cascada de hojas que no te cansarás de mirar.

Pothos de mi vida

Ay, Pothos de mi vida, que haríamos sin vosotras. Lo mismo sirven para un roto que para un descosido. Por algo son las plantas de decoración más buscadas. Son fáciles de cuidar, se adaptan a cualquier entorno, purifican el aire, son hermosas… y colgantes. 

Petra y Grace son nuestro dúo de plantas trepadoras formado por una Philodendron Brazil y una Pothos Golden. Necesitan pocos cuidados y dan grandes resultados en cuestión de semanas. Crecen rapidísimo, te sorprenderá su potencial. Su textura es muy bonita y te encantará verlas prosperar en una estantería, una balda o el alfeizar de una ventana, optimizando el efecto caída. Una repisa en el baño o la cocina también son lugares muy apropiados para estas plantas. 

Les encantan los ambientes húmedos, de manera que si las pulverizas de vez en cuando quedarán muy agradecidas. La temperatura ideal de la habitación debe estar entre lo 16 y los 24 grados. Con estos sencillos cuidados y alguna sonrisa cómplice de vez en cuando tendrás unas plantas de altura sanas y felices.

Plantas con raíces aéreas

 

No son plantas colgantes al uso, pero se dan un aire y consiguen un efecto similar. Se trata de cultivos con raíces aéreas, fuera del sustrato. Algunas plantas las utilizan para sujetar sus ramas y, en su entorno natural, para obtener minerales de los troncos de los árboles o de las rocas. Lo primero que se nos viene a la cabeza al hablar de raíces aéreas son las hiedras, pero hay muchas plantas ornamentales de suelo con esta misma función

Es el caso de la Monstera Deliciosa, una planta de enormes y brillantes hojas verdes originaria de la selva mexicana. En casa hay que reservarle un buen espacio, porque se vuelve muy voluminosa gracias a estas raíces aéreas. Son tan potentes que en algunos países como Perú se utilizan para hacer cuerdas. También conocida como Planta del Queso, los peculiares agujeros de sus hojas le sirven para filtrar luz hacia las zonas más ocultas de la planta. Podría decirse que nuestra Miranda lo tiene todo bajo control.

monstera

15% DE DESCUENTO

Es el momento de disfrutar de tu ramo de flores o planta favorita

Código: SEOES15