La Maranta quiere salir a bailar

Maranta

Un regalo para los sentidos al alcance de cualquiera. Hablamos de la Maranta, una de las plantas más bonitas que existen por su llamativo colorido, y a la vez fácil de cuidar. Por algo es uno de los cultivos de interior más demandados, top de ventas y protagonista de todas las revistas de decoración. Quizás hayas oído hablar de ella como Planta de la Oración, su nombre más popular. Se la conoce así por sus susurros nocturnos. Y es que esta planta tiene la capacidad de mover sus hojas, cerrándolas por la noche y abriéndolas al amanecer, con los primeros rayos de luz, con un susurro. El espectáculo asemeja a un baile. ¿A qué estás esperando para sacarla a bailar?

Origen y clases de Maranta

La niña bonita de las plantas de interior es un género de la familia Marantaceae, conformada por alrededor de 30 especies de herbáceas perennes.  Tienen su origen en las selvas de Brasil, aunque este género de plantas se distribuye por todos los hábitats húmedos de las regiones tropicales. Deben su nombre al botánico veneciano Bartolomeo Maranti, que las empezó a cultivar allá por el siglo XVI.

Aunque en apariencia son muy similares, hay detalles que permiten diferenciar bastante bien los tipos de Marantas. Por ejemplo, la Maranta Leuconera se caracteriza porque sus manchas se distribuyen como el espinazo del pescado, en tonos plateados y marfil. Mientras, la Maranta Makoyana tiene unos tonos más verdes y una textura que asemeja al papel. Otra de las más singulares, la Maranta Arundinacea, presenta unas hojas con puntitos blancos, que parecen salpicaduras de pintura

En cualquiera de sus variedades, este cultivo no suele alcanzar mucha altura. Ni siquiera en estado salvaje, donde crece en forma de mata con una altura de unos 40 centímetros. En casa, el desarrollo será parecido. 

Pero, sin duda, lo que más llama la atención de este género son sus colores. Sus hojas ovaladas tienen un fondo verde claro, en contraste con sus nervios, de un tono más oscuro. En el envés, cambia el color de la hoja. El efecto óptico del contraste es alucinante.

Si sus colores son dignos de admirar, también lo es su capacidad de resistencia. La Maranta presenta un sistema radicular con grandes raíces que funcionan como importantes reservas de agua. Por si vienen tiempos de escasez de agua. 

La Maranta en casa

Con una mínima atención, tu Maranta crecerá rápido y espléndida en cualquier estancia de tu hogar. La puedes colocar como planta de pie, al estilo tradicional, o en una maceta colgante. Nos encanta esta última posibilidad, porque la altura permite a sus ramificaciones ir cayendo de manera natural y descuidada. El efecto cascada que lograrás será una explosión de color y un regalo para los sentidos. Tú eliges, cualquiera de las dos opciones quedará genial. La que es bella, es bella.

Curiosidades y secretos de la bailarina

La Maranta tricolor posee una propiedad fascinante, casi mágica. Resulta que tanto las Marantas como sus primas las Calatheas tienen un ritmo diferente por la noche y por el día. Lo hacen para adaptarse mejor a las condiciones ambientales. De esta forma, con la caída del sol se protegen de la oscuridad cerrando ligeramente sus hojas y por el día, con los primeros rayos de luz, vuelven a desplegarlas. El nombre científico para este fenómeno de la naturaleza es tropismo.

Si te animas a madrugar y levantarte con ella podrás contemplar el espectáculo del baile. ¿Se te ocurre una forma mejor de empezar el día? Con este chute de energía de la buena, nada puede ir mal. 

También te tenemos que dar una buena noticia, no son plantas tóxicas y pueden convivir perfectamente con animales en casa, como perros y gatos. Es una planta pet friendly al cien por cien. En este sentido puedes estar tranquila. 

Nuestra Maranta Leuconura Tricolor

 

Nuestra queridísima Maranta se llama Mercury y es una Leuconura Tricolor. En efecto, como su propio nombre indica, tiene tres colores. Sus hermosas hojas ovaladas presentan nervios de color rojizos muy marcados que la hacen especial. El reverso de sus hojas también es de color rojizo, un detalle que incrementa su belleza y la convierte en una de las especies más demandadas para revitalizar espacios. 

Como todas las de la familia, a nuestra maranta también le gusta la luz. Si te la llevas a casa, colócala en una habitación bien iluminada. Para saber si has acertado, debes prestar atención al color de sus hojas. Si descubres que van perdiendo color, te está pidiendo que la cambies de sitio. Cuando recibe demasiada luz, las hojas de la Maranta tienden a blanquearse. 

Si estás buscando una planta bonita y que sea fácil de cuidar no te lo pienses más. La Maranta es la candidata perfecta.

Little Mercury-min

15% DE DESCUENTO

Es el momento de disfrutar de tu ramo de flores o planta favorita

Código: SEOES15