Alocasia, la planta de enormes hojas más fácil de cuidar

Alocasia

La Alocasia es una de las plantas más demandadas en jardinería para la decoración de interiores por sus enormes hojas, de una gran belleza. Su admirable resistencia, que le permite adaptarse fácilmente a cualquier entorno, así como sus sencillas exigencias de cuidado, han contribuido a popularizar su cultivo. Seguramente estás más familiarizada con su nombre común, Oreja de Elefante, mucho más popular que el científico. En su hábitat natural, las selvas tropicales de Asia y Australia, estas plantas pueden llegar a medir cinco metros. Sin embargo, en una maceta, no alcanzará más de un metro, no te asustes. La Alocasia es un género ideal para personas no expertas que desean iniciarse en el cultivo de las plantas. La temperatura cálida y las condiciones de humedad son las dos únicas cuestiones que hay que vigilar someramente para que nuestra amiga orejotas crezca sana y feliz.

Origen de la planta

La Alocasia es un género de plantas con bulbo perenne, algo así como unos tallos subterráneos que acumulan reservas y que parecen raíces. Se enmarca en la familia Araceae y comprende cerca de 70 especies, por lo que se puede considerar una familia relativamente numerosa. Además de ser unas plantas magníficas de vistosas hojas grandes, todas ellas tienen en común que necesitan para desarrollarse temperaturas templadas y un índice de humedad alto

¿Un capricho de la naturaleza?

La mayoría de las Alocasias que encontrarás en el mercado para cultivar en espacios interiores presentan un color verde muy intenso en sus enormes hojas. Aunque también existen algunas variedades con presencia de color morado o blanco en sus nervios. Las hojas grandes tan comentadas no son un capricho de la naturaleza. El tamaño responde a la necesidad de la planta de captar luz. Son, precisamente, estas llamativas hojas las que han dado lugar a un montón de apodos para esta planta. El más común es Orejas de Elefante, pero también se la conoce como Cara de Caballo. Así que cuando hables de ella podrás elegir el animal que más te guste. Aunque ninguno de los dos parece especialmente amable. Pobrecita Alocasia, lo que tiene que escuchar.

Curiosidades

Son bonitas pero tóxicas. Cuidado con los bebés o las mascotas porque las Alocasias, en su interior, contienen una sustancia que, en el caso de ingerirse, podría causar irritaciones en la piel o en la boca. Debemos poner mucha atención en este punto, para evitar disgustos.

En el plano amable de la planta hay que destacar su capacidad de floración, aunque es muy complicado que se produzca durante el cultivo de interior en una maceta. Cuando están en la selva, las flores se esconden entre sus hojas. Si consigues que florezca, mándanos una foto, será todo un acontecimiento en el universo plantil. 

Decoración

 

Las Alocasias son unas plantas muy decorativas, más adecuadas para tener en una maceta de pie. Por su tamaño y su forma no son aptas para tiestos colgantes y quedarán un poco extrañas sobre una estantería, porque estaremos limitando su crecimiento hacia arriba. 

En cuanto a la estancia, quedarán bien en cualquier habitación de la casa, incluso en el baño. Ten en cuenta que a la Alocasia le gusta la luz, pero no debemos ponerla en un lugar donde los rayos del sol la alcancen de manera directa, porque se quemarán sus grandes y hermosas hojas. Te recomendamos que vayas girándola para que todas sus hojas reciban la misma cantidad de luz, así estará muy contenta y crecerá de una forma proporcionada. 

Además, al tratarse de una planta tropical le gustan los climas cálidos. Así que, cuando llega la primavera y mejora el tiempo podemos sacarla al exterior. ¿Por qué no? Estará muy a gustito en la terraza, en una zona de sombra, teniendo mucho cuidado también de que no le dé el sol directo. Tampoco le gustan las corrientes de aire. No son tan diferentes de los humanos ¿verdad?

Alocasia

Nuestras Alocasias

Chester es nuestra Alocasia Amazónica. Está deseando salir de nuestros talleres para irse a tu casa y recibir mimos. Como todas las de su género, es una planta exótica de atractivas hojas, con unos fuertes tallos para sostenerlas y soportar el volumen. El fuerte verde oscuro de sus hojas contrasta con sus nervios blancos, lo que la convierte en uno de los cultivos más deseados para la decoración de interiores. Te quedará bien en cualquier rincón de tu casa, no lo dudes. 

Nuestra Alocasia Wentti se llama Wendy. Estamos seguros de que también te encantará esta planta por el porte de sus hojas, muy decorativas, que llenarán de alegría y frescor cualquier estancia. En invierno, al reducirse los niveles de luz, se tomará un descanso en su desarrollo, pero pronto volverá a crecer feliz, en cuanto mejore el tiempo. Así que no te preocupes, solo hay que tener un poquito de paciencia.

15% DE DESCUENTO

Es el momento de disfrutar de tu ramo de flores o planta favorita

Código: SEOES15