Colviners, Entrevistas, Outdoor

La silueta de Carme Ruscalleda aparece por el lado izquierdo de la cocina del Moments, en el Hotel Mandarín. Con una sonrisa puesta, sus gafas de pasta y su look desenfadado. Transmite pasión y alegría y una energía positiva que la define dentro y fuera de los fogones. Amable y dispuesta a hacernos sentir como en casa, como en su casa. “¿Dónde os queréis sentar? ¿Dónde queréis que me ponga?”. Sigue leyendo