Colvinpedia, Mundo Colvin

Cuidados de las violetas

Hay una flor que comparte nombre con un color, ese color aparece cuando se mezclan dos tonalidades totalmente opuestas, como son el rojo y el azul. ¿Sabes de cuál estamos hablando? Es un color que tiene tanto adeptos como detractores, ¿en qué bando estarías tú?. Por si nuestras pistas no han sido muy útiles y el título no lo ha dicho todo, hoy venimos a hablaros de las preciosas violetas.

Si el color violeta no es uno de tus preferidos, estamos seguros que no te pasa lo mismo con las violetas. Las violetas son unas  florecitas monísimas y es verdad que antes solo se podían ver en color violeta, pero ahora las puedes encontrar en una gran variedad de colores. Sea porque eres un enamorado de las violetas o porque te mueres de ganas de tenerlas en casa, te contamos cuáles son sus cuidados básicos.

violetas detalle

Cuidados de las violetas

Tenemos la suerte de que las violetas son unas flores que nos acompañan casi todo el año, ya que, florecen en invierno y en primavera. ¿Una cosa mala sobre ellas? No es que sea mala, mala pero sus flores solo duran entre unas dos o tres semanas… Así que sí, estamos tristes por ello… Florecen dos veces al año pero poquito tiempo. 

Vamos a entrar en materia y a hablar sobre los cuidados de las violetas. ¡Allá vamos!

Una de las principales cosas a las que se tiene que prestar atención para que las violetas estén bonitas, es la luz. Si queremos que nuestras violetas crezcan la luz será algo muy, pero que muy importante. Lo ideal para ellas es la semi-sombra, un sitio donde el sol le dé de manera indirecta y esa luz le llegue durante todo el día.

violetas bosque

Otra cosa que les encanta a las violetas es la humedad, que el ambiente en el que se encuentren sea un poquito húmedo. Esto no quiere decir que nos tengamos que volver locos a regarlas. Solo con deciros que en las épocas más calurosas con regar las violetas unas dos veces por semana ya es suficiente, y en los meses más fríos 1 vez cada dos semanas. El riego tiene que ser poquito para ellas. 

El truco está en el mantillo, cuando veas que se queda ligeramente seco es hora de volver a regar las violetas. Y un truquito fabuloso para asegurarte de que las riegas de la forma correcta es hacer el famoso riego de inmersión, ¿de qué se trata? De poner a las violetas sobre un platito con agua durante aproximadamente 15 minutos para que pueda absorber el agua que necesita y luego retirarla.

Si tienes estos dos cuidados controlados seguro que conseguirás tener las violetas más bonitas del vecindario.

La Colvinpedia

No olvides que si te interesan las flores y quieres aprender más sobre sus propiedades y curiosidades no puedes perderte la Colvinpedia 🙂

Compra tus colvin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *