Colvinpedia

Semillas de Amapola

Hola Colvin Friends. ¿Qué tal estáis? Hoy dedicamos nuestro post a las semillas de Amapola, la flor del sueño.

La Amapola, además de ser una flor preciosa, nos aporta muchos beneficios incluso después de florecer y marchitar, a través de sus sus semillas. Las semillas de Amapola son pequeñas, redondas y tienen un color madera oscuro. Son muy crujientes y su sabor es parecido al de la nuez. Las semillas de Amapola tienen muchísimas propiedades nutricionales y medicinales.

Amapola, la flor del sueño

Nutrientes de las semillas de Amapola

Las semillas de Amapola se han usado en la cocina desde hace siglos. Si nos fijamos en la gastronomía oriental, sobre todo en países como la India o China, estas semillas son muy valorizadas, sobre todo por su aporte crujiente, sus propiedades nutricionales y su versatilidad, pudiendo ser añadidas en panes, pasteles, sopas, pastas, ensaladas…

No es de extrañar que esto sea así porque las semillas de Amapola presentan una rica variedad de nutrientes esenciales, que compartimos a continuación.

Fibra

Si tomas entre 3 y tres cucharadas de semillas de amapola al día tendrás el 12% del valor diario recomendado. Esto te ayudará a tener digestiones fáciles y a equilibrar el nivel de colesterol.

Vitaminas

Contienen vitaminas del grupo B, E y C, que aportan un complejo vitamínico muy completo y multitarea. Además, este aporte vitamínico ayuda a la mejora de las defensas, reforzando el sistema inmunológico.

Minerales

Las semillas de la Amapola son ricas en minerales, especialmente en magnesio, potasio, calcio, fósforo, hierro, cobre y zinc.

Ácidos grasos saludables

Contienen omega 3 y 6, el primero bueno para el sistema cardiovascular y el segundo para la el sistema neuronal y hormonal.

La semillas de Amapola como sedante natural

La amapola se conoce como la flor del sueño, dado que se ha utilizado desde hace siglos como un sedante natural. Las semillas ayudan a regular el sistema nervioso gracias a sus alcaloides, que ayudan a relajar y calmar los nervios. De hecho, en muchas ocasiones la consumen personas en épocas de estrés o con trastornos de insomnio.

Las semillas de Amapola en la cocina

Como comentábamos anteriormente, las semillas de Amapola se han usado durante siglos en la gastronomía y es que son un alimento muy versátil que se puede usar en:

Ensaladas

Aportarás un toque crujiente y amaderado, con sabor a nueces. Si haces una buena vinagreta y después añades un puñadito de semillas de Amapola, tendrás una ensalada bien rica.

Sopas

En las sopas, el uso es muy similar al de las ensaladas, tan sólo añade el puñadito de semillas a tus sopas o cremas de verdura y aporta ese toque crujiente.

Yogur con frutas

Si estás aburrido de los desayunos rutinarios, te invitamos a probar un super breakfast bowl. Prepara en un bol un yogur griego, unos cuantos arándanos, un poco de avena, unas virutas de chocolate negro y finalmente un puñadito de semillas de Amapola. ¡Empezarás el día con mucha energía!

Pasteles, pan y galletas

Otra de las propuestas más dulces para probar con estas semillas es la de añadirlas a las recetas de pan, galletas y pasteles. Aportan un sabor muy sutil y rico, además de una textura crujiente, que puede ser perfecta en por ejemplo un bizcocho de yogur.

La Colvinpedia

Si te interesan las flores y quieres aprender más curiosidades sobre ellas, no te pierdas nuestros posts de Colvinpedia. También puedes encontrar más información sobre las amapolas :).

 

Compra tus colvin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *