Colvinpedia, Mundo Colvin

Geranios – Flor de colores

Hola Colviners, ¿qué tal estáis? En el blog de hoy vamos a hablar de una flor espectacular llena de color y vida: los geranios.

El geranio es de origen africano, específicamente de África del Sur. Su nombre científico es Pelargonium Hortorium y tiene su origen en la palabra griega “pelargos” que significa cigüeña. El nombre hace alusión al pico del ave, que se asemeja al fruto de estas flores.

Las culturas antiguas creían que el geranio tenía poderes mágicos para favorecer la fertilidad y el amor y además protegían contra las fuerzas oscuras de los brujos.

Los Geranios, flores para todo el año

Estamos seguros de que habéis visto muchísimos geranios decorando balcones, jardines, patios, comedores… y es que además de ser preciosos son una flor con muchísimo aguante. De hecho, las flores del geranio pueden nacer en cualquier época del año, excluyendo las semanas más frías del invierno, prefieren los climas tropicales 🙂 .

El hecho de que los geranios sean hermafroditas también es una de las razones por las que crece con tanta facilidad, ya que no necesita polinización y puede reproducirse de una forma más rápida.

Geranios: color y aroma

Los geranios son conocidos por sus vistosos colores, y es que presentan mucha variedad, ya que pueden ser rojos, rosados, blancos, púrpuras… Además, ofrecen un contraste muy bonito entre sus hojas verdes y sus flores coloreadas.

Los geranios no tienen solamente colores atractivos, también su olor es bastante característico, como curiosidad: son mucho más aromáticas las hojas del geranio que las flores. Sus flores se utilizan muchísimo para decorar, la verdad es que son preciosas, se reúnen en pequeñas ramas y son fáciles de cuidar. Los geranios decoran cualquier espacio de una forma muy vistosa y alegre y te aseguramos que no pasan desapercibidos, tanto por su belleza como porque sus ramas pueden llegar a tener un volumen de entre 60 y 90 centímetros de altura.

Geranios decoración Ramo

Geranio, la flor que ama el sol

Si queréis plantar geranios, tened cuidado de dónde lo hacéis, los geranios son unos grandes amantes del sol y por eso, para su cultivo, es muy importante que estén en áreas con mucho, mucho sol. Si por el contrario la colocamos en un lugar donde no hay sol, la planta va a gastar muchos de sus esfuerzos en buscar la luz y crecer en esa dirección, dejando entonces de florecer y ¡eso no nos interesa!

También es importante plantar los geranios con espacio suficiente para que crezcan libremente, no son aconsejables las jardineras muy amontonadas con otros geranios u otros tipos de flor.

Tipos de geranios

El geranio común consta de más de 500 especies y se considera que todas tienen componentes similares, aunque el aceite esencial se extrae solamente de algunas variedades. Os queremos presentar los geranios más conocidos:

· El geranio Zonal: este geranio se caracteriza por tener una capa de pelillos, como pelusa, tanto en los tallos como en sus hojas. Los más habituales son los rojos, rosas y blancos.

· Geranio colgante: el geranio colgante se puede reconocer por sus hojas carnosas. En este caso, tanto sus hojas como los tallos son brillantes y se caracteriza por tener un porte caído.

· Pensamientos: por último, hay que mencionar los geranios de pensamiento, caracterizados por sus flores grandes (entre 2 y 3 centímetros) durante la primavera y el verano, que le proporcionan una gran belleza y capacidad decorativa. Además, este tipo de geranio, que también es híbrido, tiene el borde de las hojas dentadas y se puede encontrar en dos colores, rojo y blanco.

La Colvinpedia

Si te interesan las flores y quieres aprender más curiosidades sobre ellas, no te pierdas nuestros posts de Colvinpedia.

Compra tus colvin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *