Colvinpedia, Mundo Colvin

Cuidados de la lavanda

¡Buenos días Colviners! En el blog de hoy queremos hablar de una flor que sabemos que os gusta mucho, la lavanda. Pero hoy os queremos contar los cuidados de la lavanda en especial, todas esas cosas que se tienen que hacer para tenerla en casa, que esté preciosa y su aroma nos acompañe durante mucho tiempo 🙂 

Los cuidados de la lavanda no son muy complicados, no es una flor muy delicada. La lavanda es un arbusto silvestre y por este motivo se considera una planta rústica. Al ser una planta de este tipo hace que no tengamos que dedicarle muchísimo tiempo para que crezca bonita y fuerte. Es una flor que puede crecer incluso en zonas rocosas y a pleno sol, cosa que ya nos indica que no será difícil cuidarla. Para todos aquellos que no tienen mucho tiempo para dedicarle, ¡es perfecta!

cuidados de la lavanda jarrón

Si se planta en un jardín o la encontramos de forma silvestre, es una planta que puede llegar a alcanzar el metro y medio de altura. Aunque pueda parecer que solo hay un tipo de lavanda, existen más de 60 tipos. La lavanda es muy conocida por su inconfundible aroma, pero también se puede utilizar para decorar: su forma y color hacen que sea preciosa 🙂

Cuidados de la lavanda

Un aspecto que suele ser muy importante en algunas flores no es uno de los cuidados de la lavanda más importantes y estamos hablando del lugar donde se tiene que plantar, no hay un lugar específico para ella, solo se tiene que procurar que el lugar donde se plante tenga las condiciones necesarias  para que pueda estar cómoda. ¡Os contamos cuales son esas condiciones!

Uno de los cuidados importantes de la lavanda en cuanto al suelo es que tiene que tener buena aireación, esto quiere decir que no se tiene que plantar muy cerca de otras plantas, es mejor dejar cierto espacio para que pueda crecer con normalidad, ¡necesita espacio! Otra cosa a tener en cuenta del lugar de plantación es que el sol le tiene que dar directamente al menos durante unas seis horas al día, es una gran demandante de luz. 

En cuanto a los cuidados de la lavanda conocer el sustrato que se le tiene que proporcionar es importante. Necesita un sustrato alcalino, es decir, con un pH elevado. Este es un aspecto muy importante a tener en cuenta, ya que, hará que nuestra flor crezca estupendamente 🙂

Riego

El riego es uno de los cuidados de la lavanda del que menos hay que preocuparse, es cierto que la lavanda soporta épocas en las que no tiene agua y sobrevive. Pero hay un momento en el que sí que se le tiene que prestar atención al riego, especialmente en los meses de crecimiento donde se tiene que regar de forma moderada. La lavanda siempre prefiere poco riego. En los meses de calor lo perfecto es regarla una vez a la semana pero siempre que el sustrato esté seco, si está húmedo no es necesario regarla.

Durante los meses de frío los riegos tienen que ser más espaciados y si es posible las mejores horas para hacerlo es en las horas centrales del día, de esta manera cuando llegue la noche sus raíces ya no estarán húmedas. ¡Sobretodo! se tiene que evitar mojar sus ramas y flores, sino se corre el riesgo de que en la planta salgan hongos.

cuidados de la lavanda campo

Abono y lavanda

¡Alerta! Es totalmente desaconsejable abonar la lavanda, al ser una planta rústica no es exigente en cuanto al suelo y si se fertiliza demasiado esto puede provocar que la lavanda pierda su espectacular aroma.

Por otro lado, si el suelo es muy pobre sí que se aconseja que antes de la época de floración se le ponga una disolución mínima de fertilizante.

Poda de la lavanda

La poda es uno de los cuidados de la lavanda que es realmente importante. A principios de primavera o cuando llega el otoño se tiene que realizar una pequeña poda, esta nunca debe superar la mitad del tamaño de la planta. Esto hará que crezcan nuevas ramas y estimula también sus flores.

La Colvinpedia

No olvides que si te interesan las flores y quieres aprender más sobre sus propiedades y curiosidades no puedes perderte la Colvinpedia 🙂

 



Compra tus colvin

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *