Colvinpedia, Mundo Colvin

Cómo hacer aceite de eucalipto

Hola Colviners, ¿cómo estáis? Hoy dedicamos nuestro post del blog a un pequeño tutorial para aprender a hacer de forma rápida y sencilla nuestro propio aceite de eucalipto. Cómo ya publicamos hace algunas semanas, el aceite de eucalipto tiene grandes beneficios para nuestra salud y bienestar y por eso, desde el  equipo Colvin hemos querido compartir cómo hacer este apreciado aceite con todos y todas vosotros.

¡Vamos allá! La verdad es que es muy fácil y estamos seguros de que te saldrá genial 🙂 .

Cómo hacer aceite de eucalipto

En primer lugar, ¿qué necesitamos para hacer aceite de eucalipto?

– Hojas frescas de eucalipto
– Aceite base que puede ser de oliva prensado en frío, de almendras o de coco. Elige tu preferido.
– Olla de cocción
– Otras hierbas, si es que quieres hacer un mix de aromas en tu aceite
– Trapo seco
– Cuchillo afilado (no es imprescindible)
-Taza estándar

Cantidad de hojas y aceite

La receta que hoy compartimos contigo es para conseguir una cantidad de una taza de aceite de eucalipto aproximadamente. Las proporciones deben ser de 1/4 de hojas de eucalipto y 3/4 de aceite base. Si quieres hacer más o menos cantidad, está en tus manos, tan solo deberás mantener las proporciones y hacer la cantidad que desees.

Bien, para empezar deberás conseguir un buen puñado de hojas de eucalipto frescas y lo puedes conseguir fácilmente en una floristería o herboristería o comprando uno de nuestros Colvin, de la colección Always On o Wanderlust. La mayoría de ellos llevan nuestro más amado complemento, las ramitas de eucalipto cinerea.

Tendrás suficiente con un puñadito de hojas, ya sabes, necesitaremos cubrir un 1/4 de una taza estándar.

Si tienes la suerte de tener un árbol de eucalipto y tu misma vas a recoger las hojas, recuerda que es mejor hacerlo temprano en la mañana, con la salida del sol. 

rama aceite de eucalipto

Lavar las hojas

Una vez hayas conseguido las hojitas de eucalipto, es necesario lavarlas muy bien con agua y dejarlas secar. Puedes ayudarte con un trapo seco y limpio. Este proceso es muy importante, ya que eliminarás los restos de conservantes o productos químicos que se le hayan podido rociar anteriormente.

Ahora, te toca al aceite

Una vez hayas elegido tu aceite favorito para la mezcla, mide las 3/4 de la taza y ponlo en una olla, de momento sin encender el fuego. Puedes elegir entre aceite de oliva prensado en frío, aceite de almendras o de coco, dependiendo del aroma que quieras conseguir.

Trocea las hojas

Bien, por fin vamos a ensuciarnos un poquito las manos. Ahora toca quitar los tallos y nervios  de cada una de las hojas, partiéndolas cuidadosamente. Las hojas empezarán a extraer su aceite y tu casa se impregnará del característico aroma del eucalipto.  Para realizar la limpieza de las hojas, si lo necesitas, puedes ayudarte de un cuchillo afilado. 

Si quieres personalizar tu receta e incluir otras hierbas, como salvia, lavanda, menta o romero en la mezcla, es el momento idóneo para hacerlo.

ramo aceite de eucalipto

Cocción a fuego lento

Empieza el proceso de cocción. Deberás mezclar el aceite de base que hayas elegido y las hojas en la olla  y ponerlo al fuego lento, siempre con la temperatura mínima. Asegúrate de que la olla esté bien tapada. y deja hervir la mezcla un mínimo de  6 horas. Ten en cuenta que cuanto más tiempo dejes las hojas en el aceite base, más concentrado será, pero con 6 horas es más que suficiente. 

Este proceso inundará tu casa de aroma a eucalipto, así que te aconsejamos que lo hagas un día que puedas quedarte en casa y disfrutarlo.

Proceso de enfriamiento. ¡Ya casi tienes tu aceite de eucalipto!

Tras dejar hervir un mínimo de 6 horas las hojas, deja que el aceite se enfríe. Cuando esté frío, cuélalo con un colador de malla fina y vierte el aceite en un frasco, a poder ser de vidrio oscuro. Si no tienes ningún recipiente de vidrio oscuro, puedes hacerlo con uno transparente, asegurándote de guardarlo en un espacio a la sombra de tu casa, por ejemplo en el interior de un armario. 

Es importante que el frasco cierre bien y que esté muy seco en el momento de incluir el aceite, para evitar la creación de moho en el futuro.

Y voilà! Ya tendrás tu aceite de eucalipto listo para usar. Te será útil unos 6 meses aproximadamente después de su creación. Si deseas que tu aceite de eucalipto dure más tiempo, puedes meterlo en el refrigerador.

Si quieres saber más sobre flores y plantas, no te olvides echarle un vistazo a nuestra Colvinpedia.



Compra tus colvin

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *